Terapia y aprendizaje asistido por caballos

Para adolescentes

Esta experiencia incorpora a los caballos en el proceso terapéutico, transformándose en co-facilitadores que permiten despertar y reflejar a través de las actividades e interacciones, el mundo de interpretaciones, juicios, patrones de comportamiento, actitudes y procesos emocionales que vivencia la persona. }De esta forma, el terapeuta acompaña el proceso en conjunto con el caballo, facilitando la integración de las vivencias emocionales que atraviesa la persona tanto el ámbito personal, relacional, familiar y/o laboral.

En este proceso, los caballos son muy sensibles, capaces de percibir y responder a lo que nosotros sentimos y comunicamos con el cuerpo. Ellos responden inmediatamente, como espejo a nuestros estados emocionales. Por ello, esta relación nos lleva intuitivamente a conectarnos en forma consciente con lo que experimentamos, tomando consciencia del funcionamiento de nuestro campo mental, emocional y corporal.

Para conocer los principios terapéuticos del caballo en relación a este método de trabajo, dirigirse al apartado: ¿Por qué caballos?


Orientado a adolescentes con:
  • Dificultades a nivel comunicativo, afectivo y/o relacional.
  • Trastornos conductuales, del ánimo o de ansiedad.
  • Que estén atravesando quiebres vitales.


Para participar solo se requiere:
  • Tener las ganas para adentrarse en un proceso de trabajo personal en la naturaleza, junto a los caballos.


"El caballo es un espejo claro frente a nosotros, que nos puede ayudar a reflejarnos qué sentimos, qué nos pasa, al instante. Es un terapeuta natural que a través de su presencia nos muestra aquello que debemos ver para soltar y sanar."

Isabel Margarita Bravo